GRUPOS FAMILIARES MANANTIAL

EXTENDEMOS EL REINO DE DIOS A TRAVÉS DE LOS GRUPOS FAMILIARES

En 1998 se inició un nuevo capítulo en la Comunidad Cristiana Manantial, un desafío que para muchos representó algo así como una declaratoria de estancamiento en el crecimiento de la iglesia, pero que la fidelidad de Dios y el convencimiento de los pastores Cañas, consolidaron todo lo contrario: La implementación de los Grupos Familiares.
Dios les mostró a los pastores la visión de los grupos como una estrategia oportuna y efectiva para desarrollar el trabajo de evangelización y pastoreo con excelencia. La iglesia experimentó, entonces, una re-ingeniería, clausurando el sistema tradicional por departamentos y empezando a trabajar bajo la dinámica de los grupos. Se inició esta tarea con un grupo en octubre de ese año, y el Señor fue confirmando poco a poco que ese era su propósito para la iglesia, porque un año después se contabilizaron 300 grupos que impulsaron la creación del MEP (reuniones de Ministración, Evaluación y Proyección).

La dinámica de trabajo al interior de los grupos abrió el camino para las Escuelas Bíblicas, la realización de Encuentros (Retiros espirituales de restauración), la Oficina de Padres Espirituales para el cuidado de los nuevos convertidos, Mima (el ministerio especializado en cuidado y formación infantil), el Sistema Vida Internacional y la ONG Pasión y Vida. Todos estos frentes y entidades comprometidas con la misma causa y en pos del mismo objetivo:

la edificación del cuerpo de Cristo, que es su iglesia, y la proclamación de las Buenas Nuevas de salvación al no creyente.

Hoy, dieciséis años después, se suman más de 2.000 grupos diseminados en los distintos sectores de la ciudad y se proyectan también en cada ciudad donde existe una sede de la Comunidad Manantial. Todos ellos confirman que la iglesia ha sabido encajar a su tiempo en los planes de Dios y él se ha encargado de confirmar en ellos su Palabra:

“Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas” (Isaías 54:2-3).

UBICACIÓN EN GRUPOS FAMILIARES

Si no tienes un grupo familiar donde asistir, déjanos tus datos y te ubicaremos en uno grupo familiar cerca a tu casa.