NUESTRA IGLESIA

Somos una comunidad cristiana, dedicada a la predicación y expansión del evangelio de Jesucristo a lo largo y ancho de toda Colombia, fundamentados en los principios bíblicos de restauración social y familiar. Formamos parte del Concilio de las Asambleas de Dios en Colombia.

Creemos en un Dios trino representado en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y de manera especial, en la obra redentora de Jesús operada en la cruz del calvario que se traduce en salvación, sanidad y liberación de las personas. Todo ello, de acuerdo a lo que dice Isaías 61:1 “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel”

NUESTRA MISIÓN

Somos una iglesia guiada por el Espíritu Santo para establecer el Reino de Dios en la familia, a través de la predicación del evangelio en desarrollo de los cinco ministerios, con un equipo humano idóneo para dar cumplimiento a la gran comisión (Mateo 28:19), teniendo como herramientas la visión de Grupos Familiares, el trabajo social, la enseñanza y los medios de comunicación.

NUESTRA VISIÓN

En el año 2020 la Iglesia Cristiana Manantial, hará presencia en las 5 regiones del territorio Colombiano (Amazonía, Andina, Caribe, Orinoquía y Pacífica) a través de:

El montaje de emisoras en las principales ciudades y cabeceras municipales del país, incrementando en un 40% el número de estaciones de radio que se encuentran al aire actualmente, además, fortaleciendo la difusión de radio por medio de internet y consolidando el canal de televisión por web para que se predique la palabra de Dios las 24 horas del día e incrementando las librerías y difusión de material cristiano a nivel nacional.

Edificando sedes-templo en cada uno de los lugares donde se encuentre ubicada y operando una emisora de la Cadena Radial Vida, alcanzando así una membresía del 1.5% de la población donde se encuentra ubicada. – Desarrollando un trabajo social de calidad e impacto para Colombia, que traiga consigo cambios y beneficios radicales en la población donde se realiza, direccionando los esfuerzos para atender al menos una región del país cada año.

La formación de por lo menos 30 pastores y coordinadores pastorales que permitan cubrir las necesidades de liderazgo que se requieren, para la expansión de sedes-templo que proyecta la iglesia en los próximos 5 años y de esta manera, garantizar un pastoreo de excelencia con un sentido de pasión por las almas.

La vinculación del mejor equipo humano, capacitado y motivado desarrollando así las diferentes labores que en las áreas administrativa, ministerial y de apoyo requiere la Iglesia Cristiana Manantial, para dar cumplimiento a la misión encomendada y alcance a la visión trazada.

NUESTRO ORIGEN

¡DIOS LO HA HECHO Y LO SIGUE HACIENDO!

El Apóstol Eduardo Cañas Estrada y la Profeta Fulvia Arboleda de Cañas comenzaron a pastorear en Bogotá la Iglesia Manantial de Vida Eterna que en su momento contaba con pocos miembros, fueron muchos años de lucha y necesidad pero también de fe y de perseverancia. De 1975 a 1980 la Iglesia empezó su crecimiento y a desarrollar el liderazgo sentando la bases de la misión y la visión que como cuerpo tendrían.

Llegan los años 80 y la Iglesia Manantial siempre estuvo comprometida con la situación política, económica y social del mundo y de Colombia uniéndose como iglesia guerrera de Dios e intercediendo en cada uno de los cultos, vigilias y ayunos que se realizaban.

Desde 1978 hasta 1997 el crecimiento de la iglesia implicó numerosas ampliaciones para albergar aproximadamente 5.000 personas.

En los 90 la Iglesia Manantial empieza a vivir cambios cambios trascendentales a pasos agigantados, para esta época nace en el corazón de la Profeta Fulvia Arboleda de Cañas el sueño de crear un colegio cristiano para las familias de la comunidad. Es así como el 24 de Agosto de 1993 nace el Liceo Manantial como bendición y promesa de Dios para la educación de los niños.

En Octubre de 1998 empieza la visión de los Grupos familiares que impulsa un precedente, éstos grupos se fortalecen en la Palabra, unión y amor logrando sobrepasar las adversidades en el trabajo. Se conforman por un equipo denominando la escalera ministerial compuesta por Pastores, Supervisores, Líderes, Anfitriones, Hermanos Mayores y Maestros de Niños.

En 1999 se organiza el primer evento masivo en el Coliseo Cubierto el Campín denominado “Abre tus Ojos a la Luz de Cristo” manifestando milagros, prodigios y sanidades, en esto se demuestra el respaldo de Dios a la Iglesia y también en la cantidad de almas que domingo a domingo se entregaban al Señor.

Un nuevo sueño nace en el corazón del Pastor General de la Iglesia Manantial, en febrero de 2004 se firmaron las escrituras del lote ubicado en la calle 13 con carrera 80 donde se construiría el Centro de Desarrollo Manantial con capaciadad para más de 12.000 personas y donde actualmente se llevan a cabo obras de urbanismo y la construcción de la primera etapa.

Pero los planes de Dios van más allá del pensamiento humano, es asi como el siguiente reto, ocurrió en el año 2009, el Año de la Gran Expansión, año en el que se abrieron nuevas sedes de la Iglesia Manantial en otras ciudades. El trabajo fue arduo para lograr el montaje y desarrollo de las sedes de Girardot, Valledupar, Manizales y San Sebastián de Mariquita que se levantaron en victoria para extender su Reino en el territorio nacional.

En los años siguientes se abrieron nuevas sedes en Pitalito, Armenia, Marsella y Guaduas respectivamente.

Durante el mismo año 2009, la iglesia fue testigo del comisionamiento como Apóstol al pastor Eduardo Cañas Estrada y como Profeta a la pastora Fulvia Arboleda de Cañas, sellando una vez más el crecimiento Espiritual y Ministerial de la Iglesia, abriendo brechas a nuevas dimensiones de fe.

El Ministerio Pastoral sigue en la ardua lucha de ganar almas para el Señor y librar la Guerra Espiritual contando con el mejor equipo de ministración preparados en ayuno, servicio, y oración para luchar contra el enemigo.

Mientras todo esto sucedía la Iglesia participaba en la licitación pública del Ministerio de comunicaciones lo cual le permitió salir favorecidos con 23 nuevas emisoras comerciales 19 en F.M. y 4 en A.M.

En el año 2011 se cubrió el 80% de la geografía colombiana declarando una vez más que Colombia es para Cristo, con estas emisoras el Sistema Vida Internacional se ha convertido en la tercera cadena radial más grande de Colombia, esto hace parte del avivamiento que Dios está enviando al país.

La Visión de nuestros Pastores Generales es que su Iglesia se fortalezca en la Palabra de Dios, es así como anualmente se realiza desde 1997 el Congreso Internacional de Iglecrecimiento con una asistencia masiva por parte de la iglesia e invitados Nacionales e Internacionales donde el Espíritu Santo colma de bendiciones a todos con una serie de conferencias y fiesta para exaltar el nombre del Señor.

Hoy en día, el Apóstol Eduardo y la Profeta Fulvia, siguen creyendo en la Palabra dada por Dios a sus vidas, confirmando el cumplimiento de las palabras del salmista: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.” (Salmos 1:1-3) ¡Dios lo ha hecho, y lo sigue haciendo! .

Con más de 20 sedes a nivel nacional y más de 40 emisoras en todo el territiorio colombiano, cumplen el llamamiento a un servicio demandado por Dios, expandiendo y llevando las buenas nuevas del evangelio a toda persona de este país y fuera de él. Así mismo el Apóstol Eduardo de la mano del Espíritu Santo, ha empezado un nuevo camino en las naciones del mundo a través del programa de televisión Palabra y Milagros, donde Dios es glorificado con la predicación de Su Palabra y con milagros que muestran el Poder de Dios a toda la tierra.